Sin fe

Tienes ojos oscuros.
Brillos allí que oscuridad prometen.
Ah, cuán cierta es tu noche, cuán incierta es mi duda.

Miro al fondo la luz, y creo a solas. A solas pues que existes.
Existir es vivir con ciencia a ciegas.
Pues oscura te acercas
Y en mis ojos más luces
Siéntense sin mirar que en ellos brille.

No brillan, pues supieron.
Saber es alentar con los ojos abiertos.
¿Dudar…? Quien duda existe. Sólo morir es ciencia.

-Vicente Aleixandre.

Advertisements

La paloma.

Se equivocó la paloma, 
se equivocaba. 
Por ir al norte fue al sur, 
creyó que el trigo era el agua. 
Creyó que el mar era el cielo 
que la noche la mañana. 
Que las estrellas rocío, 
que la calor la nevada. 
Que tu falda era tu blusa, 
que tu corazón su casa. 
(Ella se durmió en la orilla, 
tú en la cumbre de una rama.)

– Rafael Alberti